Estructura e idea

Annelie Dehmel, la fundadora del proyecto, adquirió 30 hectáreas de laderas pedregosas de las montañas en el valle alto de Cajamarca hace 30 años con fondos financieros y amigos. De esto, donó aproximadamente el 80% a las niñas más jóvenes de las familias de agricultores de los alrededores. La única condición: la repoblación forestal, durante 20 años en las tierras cedidas. Los agricultores y sus familias en esta región se convirtieron gradualmente en agricultores forestales con sus propios viveros de árboles e industria maderera independiente.

WhatsApp chat